El networking se ha convertido en los últimos tiempos en una herramienta imprescindible para cualquier compañía o profesional. De hecho, no son pocas las personas que acuden a nuestras salas de reuniones en Madrid para poder crear, incrementar o trabajar su red de contactos, buscando oportunidades de negocio.

Pero, ¿en qué consiste el networking exactamente? ¿Para qué puede servirnos? ¿Cuáles son sus puntos más importantes? Hemos recitado las tres principales preguntas sobre esta cuestión.

Una traducción literal de este término sería la de “trabajar tu red de contactos”. Bien aplicado, el networking posibilitará que cualquier compañía pueda mejorar su negocio por medio de unas mejores y más sólidas relaciones con personas de su  entorno profesional.

No hay que minusvalorar esta herramienta que, en los últimos tiempos, ha ido consiguiendo un mayor peso específico en todo tipo de organizaciones, ofreciendo un gran valor añadido para los profesionales que cuentan con mejores redes de contactos.

Entre las principales ventajas del networking hay que destacar que permite afianzar las relaciones con los clientes actuales, obtener un mayor conocimiento de los mismos, dar a conocer nuestra empresa, nuestra idea de negocio o nuestros nuevos productos y servicios. Pero, también, es realmente útil para saber de potenciales clientes o socios y, sobre todo, vender.

Una vez que se tiene claro en qué consiste el networking o cuáles son las bondades de esta herramienta, es momento de sentar las bases sobre las acciones más importantes para tener éxito ampliando cualquier red de contactos:

  • Recogida de información: Primer paso, aunque no por ello menos importante. De hecho, podría decirse que es fundamental. Antes de acudir a cualquier evento o charla hay que recopilar todos los datos posibles sobre los asistentes, sus empresas, sus objetivos o sus productos.
  • Creación de vínculos: No debemos quedarnos en la teoría, hay que pasar a la práctica. Y para ello es fundamental establecer nexos, vínculos con posibles clientes o socios. Plantar una semilla para el futuro.
  • Conocimiento de los contactos: Pese a que pueda parecer el mismo paso que el punto 1, en esta ocasión deberemos investigar sobre el camino recorrido por nuestros contactos, sus puntos más exitosos, cómo llegaron hasta allí. Conocer nuevas formas de actuar puede enriquecer nuestras futuras decisiones.
  • Date a conocer: Promociónate a ti mismo y a tu organización. Deja que los demás sepan de ti pero sin que suene a discurso cerrado para poder crear nexos de unión.
  • Crea listas: Lleva a cabo un análisis tras cada reunión o evento al que acudas. Plasma en papel o en digital los temas más destacables para no olvidar ninguno. Este simple hábito permitirá ofrecer una imagen de alguien que siempre está al tanto de todo.
  • Cumple tus promesas: Se trata de uno de los puntos más delicados. Si has llegado a algún tipo de compromiso, por muy insignificante que sea, cúmplelo. Lo más habitual es realizar alguna llamada, contestar algún email o enviar información detallada. Se trata de un punto importante, ya que mostraremos un interés absoluto en fomentar una relación entre profesionales.
  • Premia a tus contactos: El punto final. Sé proactivo con aquellas personas o empresas con más influencia en tu negocio. Este simple hecho permitirá solidificar la relación.

Todos estos puntos permiten la creación y el desarrollo de una herramienta tan importante en la actualidad como es el networking. En TorreOmbú estaremos encantados de ayudarte en todo lo que necesites, ofreciéndote las instalaciones más completas y modernas para tus eventos, reuniones o actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *