Los workshops son una de las tendencias más empleadas dentro de una estrategia de marketing y promoción. Hablamos de un tipo de encuentros o talleres que están pensados para comunicar información relevante o noticias importantes a los diferentes miembros de la compañía, siendo además el acto ideal para conseguir una mayor interacción con los clientes. En nuestras aulas en Madrid se celebran muchos seminarios de este tipo y sabemos bien que tienen un peso importante en la mejora de la reputación de un determinado negocio.

Antes de ponernos manos a la obra con la organización de un workshop, debemos tener en cuenta una serie de pautas que nos permitirán darle la mayor difusión y que el evento sea un éxito. Incluso podemos repetir la celebración de estos talleres cada cierto tiempo. Desde TorreOmbú queremos hacer hincapié en los siguientes consejos:

  1. Establece un tema central. Antes de darle vueltas a cómo organizar el acto, es necesario definir un tema, así como establecer unos objetivos bien definidos. Entre las cuestiones más recurrentes a la hora de realizar un workshop destacamos: dar a conocer tu marca, mostrar diferentes productos o servicios, abordar casos de éxito, etc.
  2. Identifica a tu público objetivo. Resulta evidente que antes de definir el perfil de asistentes que nos interesa deberemos haber decidido un tema. Sólo de este modo podremos establecer qué audiencia sacará más provecho de las enseñanzas que se van a compartir. Es necesario ser selectivo y específico respecto al tipo de audiencia que nos interesa.
  3. Dale difusión al evento. Actualmente, es muy sencillo dar a conocer un determinado evento. Apuesta por la publicación de post informativos en los perfiles corporativos en redes sociales y en el blog de la empresa. También, podemos intentar que la noticia aparezca en medios digitales relacionados con el sector de actividad de la compañía.
  4. Establecer el material que vas a necesitar. Preparar los materiales que vamos a compartir es muy importante para poder ofrecérselos a los participantes, que querrán llevarse la mayor información posible para no dejar nada en el tintero.
  5. Inscripciones y presencia de participantes. Disponer de un método de inscripción es la mejor opción de recopilar información sobre las personas interesadas. De este modo, podremos tener una estimación de público. También es recomendable realizar una recepción de asistentes para identificarlos y que se sientan cómodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *