Pensar que la única finalidad de la decoración es hacer las estancias más bonitas o acogedoras es un error. Es cierto que mejorar la estética es uno de los factores que se buscan con el diseño de interiores. La funcionalidad del mobiliario y de los espacios también es una cuestión importante. Pero, seguramente, lo que no te has parado a pensar es que la decoración de un espacio de trabajo puede influir en la productividad final de las personas que lo utilizan. En nuestro centro, donde puedes encontrar salas de reunión en Madrid, queremos hacernos eco de un estudio que ha sido realizado por la Universidad de Exeter (Reino Unido).

Los datos aportados por el informe final son impactantes. Por ejemplo, la creatividad laboral puede aumentar en un 45% en los espacios donde se ha dejado que los empleados participan en la elección de los elementos decorativos. En estos casos, la productividad también se ve incrementada en un 38% y la sensación de bienestar en un 47%.

No es un caso frecuente, ya que se pretende que los espacios de trabajo absorban el corporativismo de la empresa que los utiliza. Aunque no se consulte con los empleados para mejorar el diseño interior de estas zonas, lo cierto es que sí pueden hacer algo para ayudar a la productividad de sus trabajadores y que ellos se sientan cómodos. Al fin y al cabo, el lugar en el que trabajamos muchas veces se convierte en nuestro segundo hogar.

En TorreOmbú queremos destacar los puntos más importantes para mejorar el rendimiento en el trabajo, para lo que podemos incluir los siguientes consejos:

Plantas

Todos sabemos que las plantas son beneficiosas, ya que mejoran la calidad del aire. Pero lo cierto, es que no deberían faltar en las áreas de trabajo porque tienen muchas otras ventajas interesantes. Por ejemplo, contribuyen a minimizar el estrés y favorecen el mantenimiento de un nivel adecuado de humedad. Lo recomendable es que este factor se mantenga en un porcentaje que oscile entre el 30 y el 60 por ciento.

Luz natural

No parece una cuestión tan importante, pero lo es y mucho. Además de minimizar los problemas de visión, nos aporta vitalidad y entusiasmo. Es un requisito esencial para mejorar el bienestar laboral.

Mobiliario adecuado

Es importante que los muebles y enseres sean adaptables para dar respuesta a las diferentes necesidades que pueda tener el personal. Deberemos buscar que sean confortables, ya que pasamos gran cantidad de horas en el trabajo.

Cuando los empleados están contentos y se sienten bien en su entorno laboral, se nota en su productividad. Además, teniendo en cuenta todas estas cuestiones podemos reducir el ausentismo laboral por dolores musculares u otras patologías propias del trabajo en la oficina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *