El tiempo es uno de los valores más preciados hoy en día. Vivimos deprisa y nuestras jornadas son una maratón continúa. En el trabajo las reuniones son frecuentes y, aunque suelen ser beneficiosas, muchas veces nos preocupa el tiempo que invertimos en ellas. En nuestro centro de alquiler de salas de reuniones en Madrid sabemos que la clave para sacar el mayor rendimiento de estos encuentros es una preparación adecuada.

Para conseguirlo es importante determinar los objetivos de la misma. También es importante definir quien asistirá, debemos limitar el acceso sólo aquellas personas que van a sacar provecho de las mismas para no desperdiciar el tiempo de los empleados. Planificar el desarrollo de la reunión es una buena idea, al igual que ordenar el material sobre el que nos vamos a apoyar.

Para ayudarte a obtener el mejor rendimiento de tus reuniones, te explicamos cuáles son las más utilizadas y en qué consiste cada uno de los diferentes tipos.

Actualización de estado

Una de las más comunes. En esta categoría podemos incluir las reuniones de equipo para la organización de proyectos y gestión del trabajo. Actividades que deben ser gestionadas en grupo, solución de posibles problemas que hayan podido surgir, priorizar tareas o asignar actividades a diferentes miembros del equipo.

Compartir información

Este tipo también se da con frecuencia. Es el encuentro que suele organizar la empresa para compartir datos e información con los empleados. Generalmente, se produce cierto feedback entre el equipo y la directiva de la compañía. También son muy útiles para compartir información de interés para los diferentes miembros del equipo: cambios en la organización, presentación de nuevos productos, etc. Las herramientas visuales son un gran apoyo para este tipo de reunión.

Resolución de problemas

Pueden realizarse para dar respuesta a un problema puntual que haya podido surgir. Pero, siempre son adecuadas para adelantarse a los acontecimientos y contar con un plan alternativo en caso de crisis. Existen muchos procesos grupales que son adecuados para este tipo de encuentros, tan necesarios por otra parte. Definir las oportunidades y las amenazas es una buena forma de empezar, las lluvias de ideas suelen ser muy útiles aquí.

En TorreOmbú sabemos bien que cada empresa puede tener diferentes necesidades a la hora de organizar una reunión. Por ello, en nuestras instalaciones queremos ayudarte a conseguir tus objetivos y sacar la mayor rentabilidad del tiempo que inviertes en este tipo de actos y que pueden generar tantos beneficios para tu organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *