Como centro de alquiler de aulas en Madrid queremos ocuparnos en este post de una de las actividades que pueden acoger nuestras instalaciones: las dinámicas de grupo.
Puede que hayas participado en alguna en el curso de un proceso de selección o ya como miembro de una empresa. Si no te ha tocado nunca formar parte de una, ten claro que se trata de una práctica que reúne a varios candidatos para resolver un tema o problema formulado por un entrevistador. En ella participa un grupo de personas que han de mostrar sus diferentes puntos de vista y llegar a una solución de forma grupal y consensuada. ¿Te suena?

Puntos a valorar

Mientras dura la dinámica de grupo se valoran cuestiones como la forma de comunicar, el lenguaje corporal, la capacidad de escuchar, de dialogar, persuadir o cooperar con el equipo. También la habilidad en la toma de decisiones o la creatividad de los participantes. Se trata de que, por medio de la dinámica de grupo, las personas expongan sus aptitudes y competencias. Algo clave para valorar si esas personas son aptas para el trabajo en equipo. Por eso en TorreOmbú lo vemos como una interesante herramienta para evaluar el grado de educación, respeto, sinceridad y empatía que se muestra hacia los compañeros. En definitiva, saber cómo se desenvuelven las personas cuando tienen que trabajar en grupo. Permitir al entrevistador conocer las personalidades, detectar las habilidades y observar cómo razona cada persona que participe en un proceso de selección. Una vía de verificar si las personas responden al perfil que se está buscando.

Tipos de dinámicas

  1. Brainstorming: o “lluvia de ideas”: técnica grupal que fomenta la imaginación. Se formulan multitud de ideas de manera libre, espontánea y original sobre un tema específico. Los participantes tienen que alcanzar un acuerdo.

  1. Panel: reúne a entre cuatro y seis personas. Cada una presenta y aborda un aspecto del tema elegido. Tras exponer los puntos de vista, el resto de los participantes pueden completar la información. Aquí prima la claridad en la exposición y la capacidad de hablar en público.

  1. Debate: dos o más personas tratan de abordar un tema desde posiciones enfrentadas. Los candidatos conocen de antemano cuál es su postura para defender sus argumentos.

  1. Rol playing: o “juego de roles”: el entrevistador propone un escenario imaginario en un momento de crisis. Cada candidato afronta el problema de acuerdo con un rol concreto asignado previamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *