Está claro que una persona, cuando busca información sobre el alquiler de salas por horas en Madrid, necesita dar con un espacio en las mejores condiciones. Un factor determinante para que esto sea así es la climatización. Vamos a ver cuál es su importancia en el espacio de trabajo.

Está claro que en determinadas épocas del año y más en unas zonas de España que en otras, aumenta la necesidad de aire acondicionado en las oficinas, salas y espacios compartidos. Estos aparatos de climatización requieren de tareas de revisión y mantenimiento rutinarias y que estas queden en manos de profesionales. Es la forma de mantener en excelente estado la climatización. Entre otras cosas, mientras no se utilicen, estos aparatos deben estar bien protegidos y limpios. Es la forma de evitar un gasto demasiado elevado y, como no, problemas de salud en los profesionales o coworkers que ocupan las salas y oficinas de TorreOmbú.

Consejos para el mantenimiento de la climatización en la oficina

  1. Limpiar el interior del aire acondicionado

Son tareas a realizar por un profesional. Las oficinas y centros de coworking requieren de revisiones periódicas. Esta limpieza es clave para retirar el agua del desagüe y las bacterias y residuos de los filtros, conductos, ventilador y unidad de condensación.

  1. Limpiar el exterior del aire acondicionado

    Al aire libre, el aparato está expuesto a mucha suciedad. Por ejemplo, hojas y ramas que pueden bloquear las rejillas. Por eso es necesaria una limpieza a fondo, corregir la aparición de óxido y revisar el nivel de gas refrigerante.

Beneficios de controlar la climatización en el espacio de trabajo

  • Más ahorro: las revisiones periódicas reducen el riesgo de averías y alargan la vida útil de los aparatos. Date cuenta de que la inversión en tareas de mantenimiento siempre es mucho menor que una gran reparación debido a una avería.
  • Mayor calidad del aire: el aire es uno de los aspectos más importantes en un espacio de trabajo. Si el aparato de climatización no filtra bien el aire, pueden aparecer problemas respiratorios como alergias y asma. Además, el frío excesivo incomoda y provoca distracciones en los trabajadores.

  • Más productividad: un aparato de aire acondicionado en mal estado puede generar ruidos que molesten en el espacio de trabajo. En un ambiente sin ruidos eléctricos y con la temperatura adecuada, los trabajadores se sentirán más cómodos, concentrados y serán más productivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *