Como empresa de alquiler salas por horas en Madrid sabemos con certeza que los espacios de ocio y descanso cada vez son más frecuentes en las empresas. Las compañías, sobre todo las tecnológicas, poco a poco van siendo más conscientes de que apostar por los espacios abiertos y por mantener un buen clima de trabajo entre los compañeros es clave para la mejora de la productividad.

En España, el 32% de los trabajadores españoles cuenta con un espacio de descanso o de ocio en su lugar de trabajo. Diversas voces expertas ponen de manifiesto la necesidad de adaptar los centros de trabajo para que los empleados puedan desconectar sin salir del recinto laboral.

A día de hoy, Francia, Corea del Sur, Japón y Alemania son algunos de los países con un mayor nivel de satisfacción laboral. Países en los que abundan las oficinas sin espacios cerrados y delimitados. Estos espacios de ocio y descanso pueden ser, por ejemplo:

Workcafé o comedores amplios y luminosos, si puede ser al aire libre

Áreas de descanso activo o de trabajo menos intenso

Ágora, para charlar y debatir de temas ajenos a la vida de la oficina

Play zone

Terrazas y espacios exteriores para despejar la mente y oxigenarse

¿Cómo crear espacios interconectados?

En TorreOmbú te sugerimos tener en cuenta estas pautas para combinar productividad con un buen ambiente laboral:

  • Optimizar el espacio: proporcionar diversos espacios que faciliten la colaboración y la concentración de los trabajadores.

  • Mejorar la colaboración: crear zonas que faciliten la interacción entre los empleados de las diferentes áreas de la empresa.

  • Desarrollar el talento: apostar por espacios que faciliten encuentros improvisados o reuniones, incluso informales, que funcionen como puntos de desarrollo de talento entre las personas.

  • Alimentar la cultura de la organización: con zonas descanso en las que por ejemplo se puedan programar actividades lúdicas, deportivas, talleres…

  • Mejorar el bienestar: para fomentar la sociabilización entre los empleados y mejorar en cuanto a salud laboral.

Todas las medidas que acabamos de citar tienen como meta cambiar la cultura empresarial a la hora de organizar las compañías. Dar un giro a la mentalidad, adquiriendo hábitos saludables que beneficien a los trabajadores y aumenten en definitiva la productividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *