El puesto de trabajo es uno de los lugares en los que más tiempo pasamos en nuestro día a día y donde más contacto tenemos con otras personas, como compañeros, clientes, etc. Debido a la pandemia provocada por la COVID-19, se han consensuado una serie de pautas de actuación para prevenir posibles contagios en el entorno laboral.

Prestar atención a los principales motivos de contagio

Para aplicar estas pautas, primero debemos entender cómo se propaga el virus. Una de las principales vías es a través de las pequeñas gotas de la nariz o la boca que exhalan aquellas personas que están infectadas. Por este motivo, hay que prestar especial atención a la limpieza, desinfección e higiene, tanto de los trabajadores como del puesto de trabajo.

Según el BOE publicado el 9 de mayo, en su artículo 4, punto 1, se especifica que es la empresa la que debe proteger y garantizar la seguridad de los empleados en esta situación:

«Sin perjuicio del cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales y de la normativa laboral, el titular de la actividad económica o, en su caso, el director de los centros educativos y entidades previstos en esta orden deberá adoptar las medidas necesarias para cumplir las medidas de higiene y/o prevención para el personal trabajador de los sectores de actividad establecidos en esta orden.

En este sentido, se asegurará que todos los trabajadores tengan permanentemente a su disposición en el lugar de trabajo geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad para la limpieza de manos, o cuando esto no sea posible, agua y jabón. Asimismo, cuando no pueda garantizarse la distancia de seguridad interpersonal de aproximadamente dos metros, se asegurará que los trabajadores dispongan de equipos de protección adecuados al nivel de riesgo. En este caso, todo el personal deberá estar formado e informado sobre el correcto uso de los citados equipos de protección.

Lo dispuesto en el párrafo anterior será también aplicable a todos los trabajadores de empresas que presten servicios en los centros, entidades, locales o establecimientos a los que resulta de aplicación esta orden, ya sea con carácter habitual o de forma puntual».

Medidas de seguridad a aplicar en la oficina

A continuación recopilamos las principales medidas de seguridad en la oficina en tiempos de COVID-19:

  1. Se aconseja continuar teletrabajando siempre que se puedan desarrollar las funciones desde casa. De este modo se evitan desplazamientos innecesarios y se reduce el número de contactos. Así mismo, se aconseja reducir el número de reuniones presenciales, fomentando de esta manera las videollamadas. Recuerda que, en el caso de que fuese totalmente imprescindible, puedes alquilar una sala de reuniones en Torre Ombú, donde garantizamos el cumplimiento de todas las medidas de seguridad.
  2. En el caso de tener que acudir presencialmente a la oficina, la empresa deberá garantizar la correcta limpieza y desinfección de las diferentes superficies y objetos presentes en esta: mesas, suelos, teclados, monitores, etc. Además es recomendable facilitar a los empleados toallitas desechables desinfectantes para que a lo largo de la jornada puedan limpiar las superficies de uso común.
  3. Los empleados deben situarse a dos metros de distancia. Se debe garantizar esta distancia tanto durante el tiempo de trabajo como en las entradas y salidas de la empresa. Una recomendación relacionada con esto es reorganizar a la plantilla por turnos, consiguiendo de esta manera garantizar que siempre habrá un reducido número de personas juntas.
  4. La mascarilla debe ser obligatoria para toda la plantilla en el lugar de trabajo, siempre y cuando no sea posible cumplir con los 2 metros de distancia de seguridad entre trabajadores. Sin embargo, sería aconsejable llevarla siempre puesta.
  5. Promover el lavado de manos y poner siempre a disposición de los empleados dispensadores de geles hidroalcohólicos. Se recomienda lavarse las manos minuciosamente durante al menos 20 segundos varias veces al día.
  6. Otra acción que puede ayudarnos a evitar la propagación de la COVID-19 en la oficina es la medición y control de la temperatura corporal de los empleados. Cabe destacar que, en el caso de presentar cualquier síntoma relacionado con el virus, el empleado deberá permanecer aislado en su casa hasta que las autoridades sanitarias realicen las pruebas pertinentes.

Esperamos haber resuelto todas tus dudas sobre las medidas de seguridad que hay que tener en cuenta en la oficina en tiempos de COVID-19. No dudes en compartir este artículo para que todo el mundo esté al tanto de estas recomendaciones.

Y si necesitas alquilar un espacio para reuniones, recuerda que en TorreOmbú ponemos a tu disposición las mejores salas, adaptadas a todas las medidas de seguridad para evitar la propagación de la COVID-19.. No dudes en contactar con nosotros a través del formulario, llamando al teléfono 917 816 430 o escribiéndonos un email a la siguiente dirección: info@torreombu.com.